Este curso requiere una clave de acceso

Profesor:


Presentación del curso

Los grupos constituyen un elemento inevitable en la vida de las organizaciones. Proporcionan a los individuos la posibilidad de satisfacer sus necesidades de índole social, les garantizan una mayor seguridad ante la posible influencia negativa de factores externos y, en definitiva, favorecen el desarrollo de los procesos de integración al generar en ellos sentimientos de pertenencia. Las personas en las organizaciones interactúan entre sí a través de diferentes grupos estructurados en función de las tareas y son establecidos por la propia organización para conseguir unos determinados objetivos (grupos formales). Pero también interactúan las personas a través de otros grupos que surgen de forma espontánea, sin estar planificados deliberadamente, y con la finalidad de satisfacer alguna necesidad personal o social que la organización formal no puede cubrir (grupos informales).

Además de la demostrada influencia que ejerce el grupo sobre el comportamiento individual, la consecución de un acomodo estable entre los objetivos de los grupos y los de la organización, hace de ellos un valioso instrumento para conseguir que las tareas sean adecuadamente ejecutadas, subsanando, si llega el caso y de forma casi automática, las deficiencias que pudieran aparecer en la aplicación de los sistemas de trabajo formalmente establecidos.